Crean marcapasos biológico mediante reprogramación somática en cerdos

Científicos del Cedars-Sinai Heart Institute lograron crear actividad de marcapasos de manera mínimamente invasiva en cerdos con bloqueo cardíaco completo, mediante la transfección del gen que expresa el factor de transcripción embrionario T-box 18. Esto podría ser una vía terapéutica viable para personas que presentan complicaciones con dispositivos electrónicos y fetos con bloqueo cardíaco congénito. El bloqueo cardíaco completo es la condición en que ninguna señal eléctrica llega a los ventrículos. Hasta ahora, la única solución a esto es el uso de un marcapasos eléctrico, pero este dispositivo no se puede emplear en fetos con bloqueo cardíaco congénito ni en personas que presenten serias complicaciones al usar el dispositivo. En un estudio realizado por el Cedars-Sinai Heart Institute, publicado en la revista Science Translational Medicine, se utilizó una muestra de 12 cerdos que presentaban bloqueo cardíaco completo, en donde a 7 se les inyectó de manera percutánea un vector adenoviral que permite la transfección del gen TBX18 (factor de transcripción embrionario que transforma cardiomiocitos ventriculares en células marcapaso), mientras que a los otros 5 se les inyectó proteína fluorescente verde, sirviendo de control. A los animales se les siguió por 14 días el pulso cardíaco, su variación durante el ciclo circadiano, la dependencia de marcapasos eléctrico y la función del marcapasos biológico. Además, dentro de otras cosas, se evaluó la regulación autonómica del marcapasos biológico y el origen de la actividad de marcapasos biológica. Los cerdos transfectados con el gen TBX18 presentaron un pulso cardíaco aumentado, con un mayor cambio diurno (diferencia entre día y noche), una menor dependencia de marcapasos eléctrico, una función de marcapasos 10 veces mayor el día 8, que fue declinando, una respuesta a estímulos autonómicos tanto endógena como farmacológica, y el origen de la actividad de marcapasos biológica en el sitio de inyección intramiocárdica. Esta investigación demuestra que la reprogramación somática in situ, mediada por una inyección mínimamente invasiva, puede estimular la función propia del corazón en un modelo animal de bloqueo cardíaco completo. Así, una vía terapéutica alternativa al marcapasos eléctrico está tomando cada vez más fuerza.

Diana Fuentes Castillo Estudiante de Medicina Academia Científica de Estudiantes de Medicina UC, ACEM UC