Lentes intraoculares permitirían reducir los efectos de la degeneración macular

El lente intraocular iolAMD, desarrollado en el Laboratorio de Óptica de la Universidad de Murcia, permitiría combatir la eventual ceguera en enfermos de DME.

Y es que, con dicha patología, los vasos sanguíneos que irrigan la mácula (parte de la retina encargada de la apreciación de los detalles) se dañan, generando la pérdida de visión central. Al respecto, Artal afirma que “las lentes iolAMD desplazan la visión del paciente hacia el área periférica del ojo, evitando así la zona central dañadaDe esta forma, el paciente controla su visión sin necesidad de girar bruscamente la cabeza cada vez que enfoca un objeto y, además, el diseño óptico avanzado soluciona graves problemas de adaptación a las particularidades que posee cada ojo”.

La revista Biomedical Optical Express, medio a través del cual ha sido publicada la investigación, detalla que estos minitelescopios iolAMD no necesitan de suturas debido a la flexibilidad de los mismos.
«Nos inspiramos en el primer telescopio que construyó Galileo Galilei en 1609 para demostrar que la Tierra giraba alrededor del Sol. Es un telescopio de refracción, con una lente positiva y otra negativa. A partir de ahí resolvimos los problemas que presentaban otros procedimientos ópticos fallidos para tratar la DME que también reproducen el telescopio de Galileo», señaló Artal.

La principal ventaja –añade– «es que nuestras lentes están fabricadas con un material flexible, que se inyecta en el ojo a través de una incisión tan pequeña que no requiere de suturas, lo que reduce considerablemente el riesgo de infección y las complicaciones posoperatorias. Es como dar el salto de una operación a corazón abierto a un corte del tamaño de la ranura de un cerradura».

Actualmente, se realizan ensayos clínicos en Alemania, Italia y Reino Unido; los pacientes que han tenido la oportunidad de experimentar los minitelescopios han tenido una mejora visual entre un 20 y un 40%, según cifras del London Eye Hospital. Aún cuando no se trata de una cura, sostiene el académico, “devolver ese porcentaje de visión a una persona con DME puede significar darle la oportunidad de volver a conducir o leer».

Fuente : www.opticsinfobase.org/boe/abstract.cfm?uri=boe-6-3-1010