Reflexionando sobre la medicina ortomolecular: Más allá de Linus Pauling

Este término fue presentado por el mismísimo científico en un artículo publicado en la revista Science en 1968. Pero, ¿de qué se trata tan rimbombante vocablo? En la página oficial del Instituto Linus Pauling se le define como “la restauración del medioambiente óptimo del cuerpo corrigiendo los desbalances o deficiencias basados en la bioquímica individual, usando sustancias naturales del cuerpo como vitaminas, minerales, elementos traza y ácidos grasos”.

No es la intención hacer un exhaustivo análisis de su paper, que el lector podrá encontrar íntegro al final de este brevísimo artículo, pero podemos contar que Pauling aborda algunos trastornos moleculares como la fenilcetonuria, en la que una deficiencia enzimática facilita la acumulación del aminoácido fenilalanina en el cuerpo, provocando afecciones mentales. Galactosemia es otro trastorno  molecular, que se produce por la acumulación de galactosa en infantes carentes de una enzima específica, causando manifestaciones físicas y mentales. Ambas enfermedades se desencadenan por la carencia en cantidades o partes estructurales de una enzima, y Pauling, interesado por el rol de las enzimas en la función cerebral y auspiciado por la Ford Fundation, investigó la bioquímica subyacente a las enfermedades mentales.

Interesante resulta la importancia que da a la carencia de vitamina B en la manifestación de enfermedades mentales como esquizofrenia, aspecto en el que a su vez debemos destacar a 2 investigadores: Abram Hoffer y Humphry Osmond, quienes reportaron éxito en el tratamiento de esquizofrenia con niacina (derivado de vitamina B, que previene la Pelagra).

Esta revisión histórica es necesaria para que el lector comience a captar la esencia que en profundidad la experiencia de Pauling y el dueto nombrado nos están entregando. ¿Es posible tratar trastornos mentales con éxito utilizando solo vitaminas? Y aventurándonos más aún: ¿es posible tratar trastornos de otro tipo utilizando la doctrina de la medicina ortomolecular no ya como “alternativa”, sino como soporte de igual importancia que la medicina convencional?

Resulta improcedente, y en absoluto es el objetivo de este artículo, el cuestionar las bases sentadas y aprobadas por los organismos supremos de la ciencia actuales (tales como la FDA), sobre las cuales los tratamientos médicos han sido aprobados a nivel global. Pero a veces también es necesario ser críticos con el institucionalismo y las convenciones aceptadas: resulta obvio que la FDA también puede llegar a equivocarse. A su vez, tampoco podemos condenar a una institución dirigida por humanos, y así como la ciencia avanza, también han de avanzar las instituciones al amparo de su luz. Si podemos -y debemos- cuestionar algo ha de ser lo que está al alcance de nuestras manos. Tampoco podemos asumir como válidas absolutas e incuestionables las prerrogativas del audaz Pauling, que, sin embargo,  hubo de salir de su área para discutir en ámbitos quizás más brumosos en sus haberes intelectuales, así como lo es la fisiología humana.

Si podemos concluir algo con esta modesta revisión histórica es la indudable relevancia que el estilo de vida tiene en el equilibrio de salud y enfermedad, y que el peso de la sentencia popular “somos lo que comemos” es mayor al que le atribuimos. No es casual que las mujeres japonesas tengan tasas de incidencia de cáncer de mama considerablemente menores a los países desarrollados de occidente. Quizás algo tenga que ver la dieta. Y quizás, algo tengamos que ver nosotros, futuros profesionales, que quizás -solo quizás- debamos incluir el estilo de vida como objetivo insoslayable de investigación y mejora.

REFERENCIAS: 
Orthomolecular Psychiatry: Varying the Concentrations of Substances Normally Present in the Human Body may Control Mental Disease: http://www.orthomed.org/home/pauling2.html
Nature; inyecciones de Vitamina C facilitan tratamientos de cáncer de ovario: http://www.nature.com/news/vitamin-c-injections-ease-ovarian-cancer-treatments-1.14673
Principios de Medicina Ortomolecular: http://www.orthomed.org/home/kunin.html

Bryan Vargas Gajardo
Alumno de Medicina UC