¿Secuenciar ADN en tu escritorio? ¡Sí se puede!

Varios años y millones de dólares costó secuenciar el genoma humano en los años 90, donde el enorme esfuerzo por entregar la secuencia de pares de bases más fiel de los aproximadamente 25.000 genes que componen el genoma human significó la dedicación de variados centros de investigación y las mentes más especializadas en los campos de la genómica y la biología molecular. A partir de estos esfuerzos la ciencia moderna se tardó al rededor de 25 años en mejorar sus técnicas de secuenciación y lectura de las bases que componen al ADN, molécula esencial de la vida y el funcionamiento celular, donde el orden de la adenina (A), citosina (C), guanina (G) y timina (T) son un pilar esencial en el entendimiento tanto de la herencia genética como de los aspectos funcionales del ADN. Debido a lo anterior, cada día se hace más necesario mejorar las técnicas de cómo se lee nuestro genoma y el de todas las especies para hacerlas rápidas, baratas y sencillas. Pero, ¿Y si te dijeran que ahora puedes hacerlo en la comodidad de tu escritorio y tener el resultado en unos minutos? Claro, al comienzo no lo creerías, sin embargo,  lo anterior ya dejó la dimensión de la ciencia ficción para convertirse en el mejor aliado de la biología molecular del siglo XXI. Una pequeña máquina creada por la empresa Oxford Nanopore Technologies (https://nanoporetech.com) podría abrirse campo en los laboratorios de distintos centros (e incluso otros establecimientos) dentro de poco debido a su excelente cualidad: es del tamaño de un »pendrive» (pesa aproximadamente unos 100 gramos) y es capaz de conectarse vía USB y leer cientos de kilobases en unos diez minutos (o unas 100.000 A’s, C’s, G’s o T’s en diez minutos). Es para quitarse el sombrero, señoras y señores. El MinION fue lanzado hace dos años por la empresa británica y promete acelerar y simplificar el proceso de secuenciación de ADN tanto en laboratorios de investigación como en la clínica. MinION-Nanopore-technologies

MiniION (Oxford Nanopore Technologies)

Según los investigadores que lo utilizaron en su fase de prueba, el MinION tiene la ventaja de ser fácil de transportar, tener un bajo costo y leer secuencias de ADN de gran tamaño sin necesidad de cortarlas enzimáticamente antes de la lectura. Lo anterior supone una serie de ventajas claras en el proceso de secuenciación debido a que genera lecturas con mejor fidelidad y permitiría utilizar esta tecnología en lugares e instituciones que no poseen grandes cantidades de dinero para invertir en caros equipos de secuenciación de ADN de última generación. El MinION puede conectarse vía USB o adaptarse a un smartphone fácilmente, por lo que el almacenamiento y análisis de datos es mucho más rápido que mediante las técnicas convencionales. Tener un dispositivo que logra estas características hace que diagnosticar enfermedades, detectar patógenos o genotipificar especies nuevas sea más sencillo y directo. Imagínense poder detectar la presencia de bacterias patógenas en muestras que no pueden transportarse rápidamente a un hospital desde una zona rural y obtener resultados de alta fidelidad en tan solo un par de horas ¡Una oportunidad única para poder romper las limitaciones de los diagnósticos en zonas geográficas de difícil alcance!

_PF39961_web

(MUSE/Science Museum of Trento)

Si todavía no te convencen las llamativas características de este dispositivo, el precio quizás podría convencerte. El MinION cuesta tan sólo 1000 dólares (sí… tan sólo 1000 dólares), es decir, unos 670.000 pesos chilenos. El costo mayor son las celdas desechables que utiliza el aparato de unos 900 dólares más envío e impuestos, sin embargo, la inversión que se debe hacer inicialmente para el kit completo listo para secuenciar sigue siendo menor que la necesaria para equipos y secuenciadores complejos disponibles en el mercado. Un buen proyecto de investigación que asegure los fondos para la compra del equipo y su mantención podría ser de gran utilidad para investigadores, bioemprendedores y para su aplicación en la clínica y el diagnóstico. Al parecer, las nuevas tecnologías no dejarán de sorprendernos en el futuro y las posibles aplicaciones del MinION y otros dispositivos interesantes solo se limitan a la imaginación de los que los utilizan. Si bien queda trecho por recorrer, no quedan dudas que en un futuro cercano secuenciar un segmento de ADN será tan simple y barato como para hacerlo en la propia casa o en el colegio.

Fuentes:NatureOxford Nanopore Technologies